La Junta de Gobierno, mediante la Fundación de Protección Social Antonius Musa, ha decidido hacer esta donación al Banco de los Alimentos debido a la crisis económica y social generada por la Covid-19.

Las consecuencias de la Covid-19 van más allá de lo estrictamente sanitario y han hecho aflorar nuevos problemas dentro de nuestra sociedad. Además de los profesionales sanitarios que han estado en primera línea enfrentándose al virus sin descanso, muchos ciudadanos se han visto afectados por la pandemia de forma indirecta.

Es el caso de familias que se han quedado sin trabajo o sin ingresos económicos y esto les ha obligado a encontrar soluciones. En este sentido, el Banco de los Alimentos de Tarragona ha sido una herramienta indispensable durante esta pandemia.

 

"La situación actual nos hace ser solidarios y pensar que esta crisis va mucho más allá del aspecto sanitario. En estos momentos es cuando hay que dar lo mejor de lo mejor de nosotros "afirma el presidente del Colegio de Médicos de Tarragona, el Dr. Fernando Vizcarro.

 

En la actualidad, esta organización atiende a más de 28.500 personas de toda la provincia de Tarragona. El presidente del Banco de Alimentos, Eusebio Alonso explica que "su trabajo, desde que comenzó esta crisis, se ha incrementado en un 40%". De ahí que el COMT, mediante la Fundación de Protección Social Antonius Musa, ha querido contribuir con esta organización haciendo una donación de 4.000 euros para paliar los estragos de esta crisis. "Hazañas como ésta hacen que el Banco de Alimentos pueda salir adelante", apunta Alonso.